Los cuatro focos de violencia recurrente que complican al Gobierno en sus primeros tres meses

Nuevos hechos de violencia marcaron el fin de semana en el país. Esta vez se concentraron en el barrio Meiggs, en la comuna de Estación Central, donde tres personas resultaron heridas a bala luego que comerciantes ambulantes se enfrentaran con manifestantes de la marcha alternativa por el día del trabajador, organizada por la Central Clasista de Trabajadores. NOTICIAS RELACIONADAS «Así comienzan las tragedias en América Latina» y «no podemos seguir así»: Presidente condena violencia en Barrio Meiggs 654 Disturbios en marcha de la Central Clasista de Trabajadores en Estación Central: Hay tres heridos de bala y un detenido 777 Ayer, el Presidente Gabriel Boric solidarizó con las personas afectadas y tildó de «inaceptable» este tipo de hechos. «Acá no pueden haber medias tintas, estamos naturalizando la violencia en nuestro país en demasiados sentidos. Nosotros no podemos permitir como Estado que bandas delictuales de crimen organizado se tomen las calles de nuestro país y vamos a aplicar toda la fuerza del derecho para desarticularlas», dijo ayer en entrevista con 24 Horas. Y es que los hechos de violencia del fin de semana son la punta del iceberg. Hay múltiples focos y formas en que la delincuencia ha ido magullando la sensación de seguridad en la ciudadanía. A ello, se suman los complejos momentos que ha vivido la ministra del Interior y Seguridad Pública, Izkia Siches, quien figura en las encuestas como la peor evaluada. Según la última encuesta Cadem, su figura registró una caída de 12 puntos, con un 33% de aprobación, la más baja del gabinete presidencial. Pese a ello, el Gobierno ha reforzado sus lineamientos en materia legislativa tras el término de su periodo de instalación, con foco en la economía y la seguridad, aunque en este último aspecto aún no se entregan detalles concretos. «Hay conversaciones que están en curso con distintos ministerios y actores involucrados en problemas asociados a seguridad, como han podido ver las últimas semanas», dijo el viernes la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, tras la reunión interministerial que se realizó en La Moneda, donde, precisamente, la violencia era el principal foco. Macrozona sur Más de 30 camiones fueron quemados la semana pasada en Los Álamos, región del Biobío. Se trata del atentado incendiario más grande registrado en el último tiempo en la macrozona sur, protagonizado por 40 encapuchados que efectuaron disparos e intimidaron a los trabajadores de la empresa de áridos siniestrada. NOTICIAS RELACIONADAS Gobierno descarta estado de excepción y anuncia inversión de $5.500 millones en seguridad para la macrozona sur 370 En medio de hechos de violencia en macrozona sur deja su cargo el asesor en asuntos indígenas del Ministerio del Interior 196 No fueron pocos los que volvieron a insistir en la necesidad de decretar estado de excepción en la zona, medida que el Gobierno determinó no prorrogar, incluso desde antes de asumir. El viernes, luego de anunciar una inversión de $5.500 millones para seguridad en la zona, la ministra Siches volvió a descartarla, por considerar que «hay muchas medidas que tomar antes de implementar una opción como ésta». A inicios de abril, la ministra ya había entregado un balance sobre los hechos de violencia en la sesión especial por La Araucanía que tuvo lugar en el Senado: «no podemos seguir haciendo lo mismo del gobierno anterior, porque aumentaron 400% los hechos de violencia en el territorio», afirmó en la oportunidad. Según datos de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), a un mes del término del estado de excepción, se ha registrado un aumento de ataques a personas y maquinaria forestal. «En los 30 últimos días del estado de emergencia hubo dos ataques armados hacia personas, mientras que en lo que va corrido de un mes, las cifras son 15. Es decir, casi un 700% de aumento», dijo la semana pasada a EmolTV el presidente de la corporación, Juan José Ugarte. Esta serie de ataques y atentados llevaron a que la semana pasada los camioneros volvieran a tomarse varias rutas del país, luego del ataque armando en la Araucanía donde el conductor Ciro Palma resultó herido. Esto motivó a que la ministra Siches diera un «ultimátum» al gremio para abandonar las carreteras y tras no concretarse a cabalidad el llamado, se instruyó la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado. Violencia de emblemáticos El retorno a la presencialidad ha provocado decenas de manifestaciones, tomas y hechos de violencia en establecimientos que han terminado con buses quemados, lanzamiento de bombas molotov y enfrentamientos de estudiantes con carabineros. NOTICIAS RELACIONADAS Manifestaciones en Alameda: Un menor de edad resultó con quemaduras y hay cuatro personas detenidas 470 Nueva jornada de protestas: Estudiantes secundarios marchan por Alameda y se registran enfrentamientos con carabineros 337 El pasado 25 de abril, el frontis del Instituto Nacional recordó una de las escenas que más se repitió en 2018: algunos manifestantes volvieron a usar un overol blanco, atuendo que se convirtió en un símbolo de las manifestaciones en distintos liceos emblemáticos. Esa jornada, un joven terminó con quemaduras y hubo cuatro detenidos. El jueves pasado se repitió la escena, luego que los secundarios marcharan hasta las cercanías del Mineduc, donde nuevamente hubo enfrentamientos con Carabineros. La semana anterior, el Internado Nacional Barros Arana (INBA) de Quinta Normal ya había despertado las alarmas por estas situaciones, luego que un grupo de personas obligada al conductor y los pasajeros de un bus a descender, para luego quemarlo en el frontis del establecimiento. Según relató el rector del establecimiento, Gonzalo Saavedra, -quien fue golpeado- «estamos todos amenazados». Si bien el Mineduc ha encabezado una serie de acciones para responder a las demandas de los estudiantes -como aumento del monto de la Junaeb, educación no sexista y mejora en la infraestructura de los establecimientos-, el retorno a la presencialidad sigue generando situaciones que han complejizado el año escolar 2022. Todo ello, acrecentado por un trasfondo psicosocial deteriorado por el aislamiento de la pandemia y el aumento de brechas. Delincuencia común y crimen organizado Ajustes de cuentas, sicariato, narcotráfico; en definitiva, crimen organizado. Esa es una de las principales preocupaciones que hoy enfrenta la ciudadanía del norte del país, a la que no pocos atribuyen al aumento de una migración para la que nadie estaba preparado. NOTICIA RELACIONADA Tienda de Isidora Goyenechea sufre segundo asalto en menos de una semana: Hecho ocurrió en horario de almuerzo 114 El fin de semana, el fiscal regional de Tarapacá, Raúl Arancibia, dio un pronóstico poco alentador para la zona: «Yo creo que estamos a tiempo de reaccionar, debe hacerse algo, porque de otra manera esta va a ser una zona tan compleja como cualquiera otra zona fronteriza. Tenemos todos los elementos para transformarnos en una zona tan terrible como la frontera de México o al triple frontera de Paraguay», dijo a la Revista Sábado. Y aunque el norte ha sido de especial preocupación, en otros puntos del país también se repiten los robos, «portonazos» y homicidios. Uno de los casos más recientes es el doble asalto que sufrió la tienda Sarika Rodrik en Isidora Goyenechea, en Las Condes. En menos de cinco días, delincuentes robaron botines de $400 y $100 millones, a vista y paciencia de cientos de comensales que a eso de las 14.00 horas almorzaban en los distintos restaurantes emplazados en la zona. El llamado de la alcaldesa de Las Condes, Daniela Peñazola, fue contundente: más atribuciones para los municipios y una mesa de trabajo con autoridades del Gobierno central para poder coordinar acciones que permitan combatir la delincuencia. El domingo, un doble homicidio en La Granja dejó dos personas fallecidas a raíz de un modus operandi que se ha repetido en varias comunas: un grupo de individuos disparó desde un vehículo en movimiento en plena vía pública, en esta oportunidad, más de 30 veces. Violencia post manifestaciones Desde el estallido social del 18 de octubre de 2019, la llamada «zona cero» se ha convertido en el epicentro de manifestaciones que han dejado graves consecuencias en el perímetro de Plaza Baquedano. Uno de los locales comerciales que se ha convertido en un ícono de los ataques es la ex Fuente Alemana, cuyo dueño decidió enfrentar a los manifestantes con un arma, el pasado 5 de enero. En marzo, nuevamente un grupo de sujetos intentó prender fuego al local, lo que obligó al rescate de tras trabajadores desde el interior. NOTICIA RELACIONADA Carabineros confirma que comerciantes de Meiggs dispararon a manifestantes: Hay dos detenidos y tres heridos de bala 640 Hace un mes, el ministro de Economía, Nicolás Grau, sorprendió al reconocer en entrevista con Estado Nacional de TVN que «obviamente» no iría un día viernes a Lastarria, otro de los barrios que cada tanto se enfrenta a turbas y otros ataques a locales. «El viernes a las siete de la tarde no iría con mi familia», reconoció. Pero los locales comerciales no son los únicos afectados. La primera marcha de la Confech de este año dejó a un estudiante herido a bala, luego que un carabinero disparara en lo que, según su relato, fue defensa propia. Ese día, un par de horas después, las escenas de violencia se concentraban en Estación Central, donde enfrentamientos entre estudiantes y ambulantes dejó a un joven de 16 años herido de gravedad. Ayer, en un nuevo día del trabajador, la zona volvió a transformarse en un escenario de violencia, luego que comerciantes del barrio Meiggs, dispararan a manifestantes que participaban en una marcha paralela a la organizada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) resultando dos personas de nacionalidad extranjera detenidas y tres heridas a bala. Esta mañana, el Presidente Boric reiteró la condena a estos hechos, señalando que «vamos a trabajar incansablemente para que hechos como estos no se vuelvan a repetir. No podemos permitir que las armas se sigan naturalizando en la sociedad chilena, que alguien percuta un arma contra una persona que estaba cubriendo una movilización, así comienzan las peores tragedias en América Latina, atacando también a la prensa», afirmó.

INICIO SESIÓN